Noticias Vaticano

Alianza Catholic.net

El Evangelio Meditado

04/03/2014

¡La esencia de ser cristianos! Domingo V de Cuaresma – Ciclo A

Ezequiel 37, 12-14: Les infundiré, mi Espíritu, y vivirán
Salmo Responsorial 129: Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa
Romanos 8, 8-11: El espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en ustedes
Juan 11, 1-45: Yo soy la resurrección y la vida
Estamos en las postrimerías de esta cuaresma.  Continuamos leyendo el Evangelio de San Juan, los capítulos que hemos leído en estos cuatro domingos (incluyendo hoy) servían para las primeras comunidades cristianas como material catequético para la preparación del Bautismo.  Hoy nos toca tomar esta Palabra Divina y reorientar nuestro compromiso bautismal para el bien del mundo, la sociedad y la Iglesia.

03/30/2014

¡Dios no mira a las apariencias solo al corazón del hombre! Domingo IV de Cuaresma – Ciclo A

1Samuel 16,1b.6-7.10-13ª: David es ungido rey de Israel
Salmo Responsorial 22: El Señor es mi Pastor, nada me falta.
Efesios 5,8-14: Levántate de entre los muertos, y Cristo será tu luz
Juan 9,1-41: Fue, se lavó, y volvió con vista
Los primeros dos domingos de esta cuaresma los evangelios (San Mateo) nos han estado llevando a la conversión.  Primero la liturgia muy sabiamente nos pone las tentaciones del Señor para ensenarnos que Dios permite las pruebas para llegar a la meta que es la vida eterna gozando de las grandezas de Dios.   En segundo término tenemos la transfiguración del Señor como primicia de la gloria que nos espera.  El domingo pasado San Juan nos narraba la conversación de Jesús con la mujer samaritana.     Aquí Jesús se nos presenta y se nos ofrece como el agua viva o sea como el don de la gracia o de la vida de Dios dentro de nuestros corazones y nuestros seres.

03/23/2014

¡Dios siempre nos da de beber! Domingo Tercero de Cuaresma – Ciclo A

Éxodo 17, 3-7: “Tenemos sed: danos agua para beber.”
Salmo Responsorial 94: “Señor, que no seamos sordos a tu voz.”
Romanos 5, 1-2. 5-8: “Dios ha infundido su amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo.”
Juan 4, 5-42: “Un manantial capaz de dar la vida eterna.”

El agua es uno de los recursos más necesarios para el ser humano.  Además tiene una gran significación simbólica para nuestra religión cristiana (al igual que para otras religiones).  El agua además de limpiarnos físicamente nos purifica espiritualmente. 

03/16/2014

Desde la TRANSFIGURACIÓN del Señor busquemos nuestra transfiguración… Domingo II de Cuaresma – Ciclo A

Génesis 12, 1-4: Vocación de Abraham, padre del pueblo de Dios.
Salmo Responsorial 32: Señor, ten misericordia de nosotros.
2 Timoteo 1, 8-10: Dios nos llama y nos ilumina.
Mateo 17, 1-9: Su rostro se puso resplandeciente como el sol.
Tanto el domingo pasado de como este segundo domingo de cuaresma se nos muestran los dos lados de la moneda.  El primer domingo de cuaresma el evangelio nos hablaba de las tentaciones del Señor.  Hoy el evangelio nos está hablando sobre la Transfiguración de Jesús.

03/09/2014

¡Hombre nuevo, nueva creación! Domingo I de Cuaresma – Ciclo A

Génesis 2, 7-9; 3, 1-7: Creación y pecado de nuestros primeros padres.
Salmo Responsorial 50: Misericordia, Señor, hemos pecado.
Romanos 5, 12-19: El don de Dios supera con mucho al delito.
San Mateo 4, 1-11: El ayuno y las tentaciones de Jesús.
Si buscamos la Biblia Latinoamerica el título que usa para la sección del libro del Génesis en el capítulo segundo (Gn. 2, 4b–24) es “El Adán en el jardín de Edén, porque la palabra Adán en hebreo significa “hombre” (o primer hombre) en el sentido más amplio; es “alguien” sin distinguir entre hombre y mujer; aquí se utiliza como se hace actualmente cuando nos dice “el hombre”.  Y por esta razón los comentaristas bíblicos lo han traducido como “el hombre” aun cuando el texto dice “Adán”.  En la misma línea de pensamiento podemos decir que el nombre “Eva” significa “la mujer” (o primera mujer).

03/02/2014

¡Buscando el Reino de Dios por medio de la esperanza! Domingo VIII Tiempo Ordinario – Ciclo A

Isaías 49, 14-15: Yo nunca me olvidaré de ti.
Salmo Responsorial 61: Sólo en Dios he puesto mi confianza.
1 Corintios 4, 1-5: El Señor pondrá al descubierto las intenciones del corazón.
San Mateo 6, 24-34: No se preocupen por el día de mañana.

La esperanza es una virtud y más aún es una de las virtudes teologales que recibimos en nuestro Bautismo. Antes de contestar que implica el que la esperanza sea una virtud teologal, primero veamos que es una virtud y luego veamos que es la esperanza.  La virtud es un habito operativo o sea que solemos repetir una y otra vez pero este siempre nos lleva a realizar el bien porque de lo contrario sería un vicio.   Ahora bien veamos que es la esperanza.  La esperanza nos da la convicción segura de que algún día viviremos en la eterna felicidad.

02/23/2014

¡La santidad que obra por él amor y según el amor de Dios! Séptimo Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo A

Levítico 19, 1-2. 17-18: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
Salmo Responsorial 102: El Señor es compasivo y misericordioso.
1 Corintios 3, 16-23: Todo es de ustedes, ustedes son de Cristo y Cristo es de Dios.
San Mateo 5, 38-48: Amen a sus enemigos.
La santidad es querer ser y actuar como Dios sin ser dioses.  Antes de continuar nuestra lectura pensemos por un instante en esa primera oración.  ¿Qué implica el querer ser y el actuar?  Sin duda alguna en primer lugar conlleva tener la voluntad y por ende la libertad para realizarlo.  En segundo término comprende comenzar a cumplirlo. En tercera instancia se nos dice que la santidad implica no ser dioses y más aún vivir solo para Dios.

02/16/2014

La Ley más Perfecta - Sexto Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo A

Sirácides (Eclesiástico) 15, 16-21: Dios no ha dado a nadie permiso de pecar.
Salmo Responsorial 118: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.
1 Corintios: 2, 6-10: Predicamos una sabiduría misteriosa prevista por Dios antes de los siglos, para conducirnos a la gloria.
Mateo 5, 17-37: Han oído lo que se dijo a los antiguos. Pero yo les digo...
¿Alguna vez han visto a los niños en algún salón de clase competir para ver cual proyecto ha quedado mejor?  Algo así era lo que sucedía en tiempos de Jesús en Judea.  Pretendamos por un momento que el pueblo de Israel era esa gran aula de clases donde Dios fue el Maestro.  Ahora bien podríamos pensar en los estudiantes; como por ejemplo los fariseos, los escribas, los maestros de la ley, la clase sacerdotal (sanedrín y los saduceos), los nazareos (ej. Sansón… no confundir con los nazarenos), los zelotes, los herodianos, entre otros más.  Llega el último estudiante quien no pretende de grandezas, no hace alarde de su sabiduría (ver Filipenses 2, 6–7) sino más bien actúa bajo el anonimato (al menos hasta su vida pública o ministerio) y que durante este tiempo actuó y vivió semejante a todo ser humano (como dice San Pablo, menos en el pecado).  Con este “alumno” comienza el cuestionamiento de que es lo que realmente quiere el Maestro (Dios) para su pueblo.

02/09/2014

¡El justo brilla como una luz en las tinieblas! Quinto Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Isaías 58,7-10: Romperá tu luz como la aurora
Salmo Responsorial 111: El justo brilla en las tinieblas como una luz
1Corintios 2,1-5: Les anuncié el misterio de Cristo crucificado

Mateo 5,13-16: ¡Ustedes son la luz del mundo!
La mejor definición de la palabra “persona” yo la aprendí en una clase de ética en la universidad.   Según esta “la persona es un sujeto de su propia justicia”.   Pero esta definición no termina aquí, la Iglesia nos enseña que comenzamos a ser persona desde el mismo instante de nuestra concepción.

02/02/2014

¡La Presentación del Señor, una fiesta de encuentro! Fiesta de la Presentación del Señor – Ciclo A

Malaquías 3, 1-4: Entrará en el santuario el Señor a quien ustedes  buscan
Salmo Responsorial 23: El Señor, Dios de los ejércitos, es el Rey de la gloria.
Hebreos 2, 14-18: Tenía que parecerse en todo a sus hermanos
Lucas 2, 22-40: Mis ojos han visto a tu Salvador
Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de la Presentación del Señor.   Nuestros hermanos cristianos de Oriente le llaman a esta fiesta “el Encuentro”.   Si nos fijamos bien eso es lo que Jesús hace tener un encuentro pero no solo con Simeón y Ana sino con el pueblo de Dios o los “anawim” (pobres del Señor) que con mucha fe y esperanza esperaban la llegada del Mesías. La devoción o piedad popular recuerda esta fiesta con el nombre de la “Virgen de la Candelaria”.  Todos estos nombres tienen un simbolismo y contenido (teológico) cristo-céntrico de gran trascendencia.

01/26/2014

“Convertíos, porque está cerca el Reino de Dios” Tercer Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Is 8,23b–9,3: En la Galilea de los gentiles el pueblo vio una luz grande
Salmo Responsorial 26: El Señor es mi luz y mi salvación.
1Cor 1,10–13.17: Pónganse de acuerdo y no anden divididos
Mt 4,12–23: Se estableció en Cafarnaún. Así se cumplió lo que había dicho Isaías
El domingo es un día de mayor trascendencia y magnitud en la semana.  La palabra domingo viene del latín “dominus” que literalmente significa señor En otras palabras el domingo es día del Señor.  Pero hay que entender que el domingo no solo es el día del Señor solo por su significación.  Haciendo una deducción lógica; Cristo fue crucificado el día viernes y como proclamamos en el Credo resucito al tercer día, o sea que Cristo resucito el Domingo.  Esto era los que celebraban los primeros cristianos la pascua del Señor.

01/19/2014

El Invitado del día… Segundo Domingo del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Is 49, 3.5–6: Te hago luz de las naciones, para que seas mi salvación
Salmo Responsorial 39: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad
1Cor 1, 1–3: La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesús sean con ustedes
Jn 1, 29–34: Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo
Para los que hemos tenido la experiencia de escuchar algún conferenciante en carácter profesional (ya sea religioso y/o secular) sabemos cuál es la temática de introducir a quien va a estar hablándonos sobre el tema ya establecido.  Por lo regular, una persona suele introducir o presentar a ducho conferenciante.  Dicha introducción nos suele resumir y resaltar en varias oraciones las cualidades y hasta los logros académicos de la persona que vaya a estar hablándonos sobre el tema preestablecido.  Algo así podríamos decir que hiso Juan el Bautista sobre Jesucristo.  Pero esto va más allá de una simple introducción o presentación inicial de logros de algún conferenciante.  En otras palabras, se puede comparar con este tipo de situación pero va mucho más allá de una reseña introductoria.

Like (Me Gusta)

Catequesis de Adultos

Evangelización Cibernética, con la fuerza del Espíritu Santo. Bienvenidos sean todos...

Homilías de Fray Nelson Medina en MP3

FEEDJIT Live Traffic Map

FEEDJIT Live Traffic Feed